• Regístrate
Estás leyendo: Linfoma-de-Hodgkin: Síntomas para detectar esta enfermedad
Comparte esta noticia

Linfoma-de-Hodgkin: Síntomas para detectar esta enfermedad

¡No los ignores!

Estos son algunos de los síntomas del linfoma de hodgkin que no debes ignorar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El linfoma de Hodgkin o también conocido simplemente como NHL por sus siglas en inglés es un cáncer que comienza en los glóbulos blancos que se llaman linfocitos y que forman parte del sistema inmunitario del cuerpo de acuerdo con la Sociedad Americana de Cáncer. Este tipo de cáncer según se puede leer en la misma página es más frecuente en personas de 20 a 40 años de edad y también en las personas mayores a los 55 años. En esta enfermedad las células del sistema linfático crecen de manera anormal y pueden diseminarse mucho más.

Aunque aún existen interrogantes sobre las causas que causa el linfoma de Hodgkin se dice que comienza cuando las células que combaten las infecciones desarrollan mutaciones genéticas. Esta mutación indica a las células que se multipliquen rápidamente lo que genera que las células sanas comiencen a multiplicarse rápidamente.



Este tipo de cáncer se puede presentar en las partes el cuerpo en donde se localiza el tejido linfático que son los ganglios linfáticos el bazo, que es un órgano que se encuentra por debajo de las costillas inferiores en el lado izquierdo del cuerpo. También se puede dar en la médula ósea, en el Timo, Adenoides y amígdalas, así como en el tracto digestivo.

Síntomas del linfoma de Hodgkin

Hay algunos síntomas que pueden indicar que padeces está enfermedad, sin embargo tendrás que acudir con tu médico de cabecera para que te envíe a hacer los estudios pertinentes y determinar con exactitud que es lo que padeces y así pueda darte un tratamiento adecuado.

Sin embargo, estos son algunos de los signos y síntomas del linfoma de Hodgkin que no debes ignorar y que pueden ser señal de que acudas a tu médico lo más pronto posible.

  • Inflamación indolora de los ganglios linfáticos del cuello, las axilas o ingle.
  • Fatiga persistente
  • Fiebre
  • Sudores nocturnos
  • Pérdida de peso inexplicable
  • Picazón intensa
  • Mayor sensibilidad a los efectos del alcohol o dolor en los ganglios linfáticos después de consumir alcohol.

SI has presentado varios de estos síntomas lo recomendable es que hagas una cita con tu médico de cabecera quien hará distintos exámenes físicos, antecedentes familiares, análisis de sangre o incluso una biopsia que ayudarán a determinar la enfermedad y que tan avanzada se encuentra.




Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...