• Regístrate
Estás leyendo: "Me tenían sometida": Violeta Isfel recuerda el infierno que vivió con el papá de su hijo
Comparte esta noticia

"Me tenían sometida": Violeta Isfel recuerda el infierno que vivió con el papá de su hijo

¡Contó su difícil experiencia!

VIoleta Isfel en entrevista contó la complicada relación que vivió con el papá de su hijo Omar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Violeta Isfel ha pasado por momentos complicados a lo largo de su vida; uno de ellos fue la difícil relación que vivió con Rommel, el papá de su hijo Omar, a quien tuvo a los 17 años y con quien tuvo una tormentosa relación; la famosa recientemente estuvo en El minuto que cambió mi destino y contó cómo fue la experiencia.


La actriz que dio vida a Antonella en Atrévete a soñar, contó que debido a que estaba muy enamorada decidió irse a vivir con la familia de él cuando apenas tenía 15 años; Violeta cuenta que ella hacía todas las labores domésticas de la casa; incluso lavaba la ropa de su suegra y de todos los que vivían ahí; así como también les daba el dinero de la beca del CEA que estaba recibiendo.


La actriz narra tardó nueve meses en quedar embarazada, pues la ginecóloga le dio, tenía matriz infantily con justa razón, pues solo tenía 17 años cuando quiso convertirse en madre; pero una vez que nació su hijo, las cosas cambiaron por completo en la relación con Rommel, el padre de su hijo.


“Desde que me embaracé, la noticia para él fue como ‘ah’, para mí a partir de ese momento fue bien raro, porque yo vivía en mi burbuja, como buena ñoña me inscribí en una revista para aprender a ser mamá”, relata.

Violeta dijo el minuto que cambió su destino, fue una vez en la que cuando su hijo estaba llorando, el papá trató de sacarlo a la lluvia para que se calmara, algo que ella no permitió; por lo cual estuvo a punto de pegarle y en ese momento decidió que ya no quería vivir ahí.


“Ese día Omar crece, pues los niños crecen, pidió una mamila más, qué no estaba en mi radar y no es como que yo tenía un horno de microondas o algo para hacerlo rápido, era en baño María. Estaba calentando la mamila, mi hijo estaba en la andadera y mi hijo estaba llorando, pues tenía hambre”.


“El otro bajó en energúmeno, ‘ay este escuincle’, lo toma de la andadera, estaba lloviendo y quiso sacarlo ‘este niño va a aprender…’ y ahí fue donde le dije ‘¿Estás loco? ¿Qué te pasa? No lo vas a llevar a ningún lado’ y como yo no decía nada y ese día sí me atreví a hablar, incluso levanté la voz, grité. El otro se enoja, levanta la mano y hace esto (ademán de golpearla). No sé como pero le dije “Vas, ¿vas a hacerlo? Hazlo, pero aquí (en el ojo), donde se me note un chingo, si no mejor no lo hagas”, se asustó, me avienta a Omar y se va”, relata la actriz.

Violeta cuenta que hizo toda una estrategia para salir de esa casa, pues ya no sentía segura ahí, con el apoyo de sus papás, un día logró hacerlo. “Vi esa casita así que se fue y dije ‘nunca más’. No te puedo explicar la emoción que sentí que lo había logrado, que me había ido, porque tenía mucho miedo, no sabes cuánto. Me tenían demasiado sometida”, expresó.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...