• Regístrate
times-icon
Estás leyendo: Reyli Barba confiesa que lo peor que le pasó fue su adicción al alcohol
Comparte esta noticia

Reyli Barba confiesa que lo peor que le pasó fue su adicción al alcohol

“Un día tomé una y ya no paré”, dijo

Reyli Barba en entrevista con Yordi Rosado confesó que lo peor que le pasó a su vida y carrera fue su adicción al alcohol

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Reyli Barba consolidó una exitosa carrera con el grupo Elefante y posteriormente como solista y cuando se encontraba en uno de los mejores momentos de su vida, en lo personal no estaba bien, pues en el 2012 tocó fondo debido a su adicción al alcohol, incluso esto lo obligó a alejarse de los escenarios por un tiempo.

En entrevista con Yordi Rosado, el chiapaneco confesó que cuando le llegó el éxito él quería ayudar a todo el mundo y debido a esto se ponía algunos golpes emocionales muy fuertes y al único que no estaba ayudando era a él mismo.


Reyli recordó que los años de mayor fiesta para él comenzaron en el año 2001 y las giras de Elefante, pues esos primeros años vivían en un autobús y después de cada show había un after party. “En las últimas giras, ya como solista, si yo no sabía donde era el after party, yo preguntaba”, dijo.


El cantante externó que las famosas ‘crudas’ a él casi no le hacían nada, pues tuvo un accidente con el alcohol cuando tenía entre 11 o 13 años que hizo que su cuerpo se hiciera ‘resistente’ a los efectos del alcohol. “a los 13 años tuve un accidente alcohólico. Me tomé casi tres cuartos de una botella de Presidente. Azoté contra el cofre de un carro y me tuvieron que poner 3 o 4 sueros para revivir, eso mi padre y mi madre no lo supieron. Yo ya no me emborrachaba”, dijo.


Reyli una vez vino a la Ciudad de México para buscar su oportunidad dentro de la música, dejó de tomar, pues le hizo esa promesa a su papá y así pasaron cerca de 17 meses hasta que según dijo, “un día tomé una y ya no paré”.

“Yo no dejé de beber porque sea fuerte. A mí Dios me arrancó el apetito a Alcohol. Mi padrino Eugenio en San Crístobal de las Casas me dijo: “Rey es un milagro, cuando tú llegaste aquí no podías oler el alcohol”, yo le agradezco a Dios que me haya quitado el apetito a alcohol porque solo no hubiese podido”, externó.

Reyli confesó que él nunca se internó en una clínica de rehabilitación por su propia voluntad, sino debido a que su esposa y su hijo lo llevaron a la clínica. “A mí me agarraron la mamá de mi hijo y mi hijo y me internaron”, confesó.


Y si bien para él la clínica de rehabilitación no fue una grata experiencia para él, lo agradece, pues no sabe que sería de su vida si no lo hubieran obligado a ir. “Es toda una terapia aceptarlo, pero que bueno que me sucedió. Lo peor que me pudo haber pasado es haberme quedado bebiendo, tal vez estaría muerto, tal vez le hubiese hecho daño a muchas personas. La verdad que bueno que me detuvieron”, confesó.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...