• Regístrate
Estás leyendo: Así puedes hacer una mascarilla de café con leche casera
Comparte esta noticia

Así puedes hacer una mascarilla de café con leche casera

Es muy fácil de hacer

La mascarilla de café con leche es una buena opción para combatir el acné en el rostro

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Llevar una buena rutina de cuidado facial es una parte fundamental para que nuestra piel luzca radiante. Lavar el rostro dos veces al día, así como mantener hidratada la cara con cremas, tónicos, sérums y mascarillas también es parte importante para que la piel se mantenga sana. Hay una gran parte de mascarillas caseras y faciales que son una buena opción como la mascarilla de café con leche que ayuda a combatir el acné. Estos son solo algunos de los beneficios que ofrece.

El café tiene grandes propiedades antioxidantes que ayudan a reducir el envejecimiento prematuro y además tiene propiedades estimulantes que cuando se aplican sobre la piel ayudan a mejorar la circulación pues mejoran el flujo sanguíneo, y además ayudan a dejar una piel más fresca, así como suave y brillante.

Por otro lado, la leche, está formada por ácido láctico y aminoácidos que también ayudan a mantener la piel hidratada, humectada y limpia, por si fuera poco, contiene una sustancia llamada biotina, que se encarga de proteger la piel de los radicales libres que afectan nuestra piel.

Para que tu piel esté sana y libre de acné te decimos como hacer una buena mascarilla de café con leche para que puedas prepararla en casa.


Si juntas el café con leche en una mascarilla además dejarte una piel suave y brillante te funcionará como un excelente exfoliante para la piel y te ayudará a reducir el acné, e incluso la celulitis y las estrías.

CÓMO HACER UNA MASCARILLA DE CAFÉ CON LECHE

¿Qué ingredientes necesitarás?

1 cucharada de café molido

1 1/2 cucharada de leche, (utiliza leche entera de preferencia, si es leche cruda te funcionará incluso mejor).

¿Cómo aplicarla?

Primero combina Los granos de café y la leche y mezcle bien.

La mezcla debe quedar un poco espesa pero no pastosa.

Si sientes que es un poco difícil de trabajar, solo agrega un poco más de leche.

Deja reposar la mezcla durante 3-5 minutos.

Aplica en el rostro y masajea suavemente y déjela secar.

Este proceso puede ser bastante complicado, así que asegúrate de aplicar sobre un fregadero para poder limpiar más fácil.

Deja la mascarilla durante 15-20 minutos (o más si lo prefieres) y luego enjuaga con agua fría, masajeando suavemente para exfoliar la piel muerta de la cara.

Verás como tu piel se siente más suave y brillante, además como beneficio adicional, el aroma es increíblemente relajante.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...