• Regístrate
Estás leyendo: Mascarilla de fresas para combatir la piel grasa
Comparte esta noticia

Mascarilla de fresas para combatir la piel grasa

¡Es la opción ideal para pieles sensibles!

Su efecto astringente ademas ayudará a disminuir el acné

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Las fresas son una de las frutas que a muchos les encanta, en la cocina y en la mesa tiene un lugar especial por ser un postre delicioso y bajo en calorías, pero también en la cosmética es una de las frutas que más se utilizan en fórmulas de productos  de cuidado personal y no es casualidad, pues se trata de un ingrediente con múltiples propiedades que ayudan a mejorar la apariencia y salud de la piel.

Estas frutas ayudan a disminuir el colesterol malo en sangre gracias a la gran cantidad de ácido ascórbico, lecitina y pectina que contiene, tiene una gran cantidad de vitamina C y, entre otras propiedades, funciona como antioxidante y antiinflamatorio natural.

Al aplicarse de forma tópica es de gran ayuda, la principal característica de este ingrediente es su efecto astringente, tiene la capacidad de desinfectar la piel sin ser agresivo, además se usa también frecuentemente para disminuir la sobreproducción de sebo, en conjunto con otros ingredientes puede ser una excelente opción para tratar ciertas condiciones de la piel.

Las fresas por su consistencia se pueden mezclar con casi cualquier ingredientes para piel grasa es ideal mezclarlas con té verde, para piel con tendencia a acné se puede añadir pepino y para las pieles secas yogurt, cualquiera de esta mascarillas son ideales para todo tipo de piel ya que al ser naturales son delicadas con la piel.

Su preparación es muy sencilla lo único que se necesita son 4 fresas grandes limpias y desinfectadas, estas se licuan o aplastan hasta obtener una consistencia casi líquida y se pueden mezclar con algún otro ingrediente como los antes mencionados. Se aplica en el rostro por al menos 15 minutos y se enjuaga con agua tibia, este proceso se puede repetir varias veces a la semana.

Otra opción muy sencilla para aprovechar las propiedades de la fresa, sobre todo la vitamina E y los antioxidantes que ayudan a mantener la piel sin impurezas y con un brillo natural es simplemente colocar rodajas de fresas frescas en puntos específicos del rostro como las bolsas alrededor de los ojos o la zona T y dejar reposar por aproximadamente 10 minutos.

Hazlo tres veces a la semana y notarás que tu piel tiene una apariencia más tersa, además te ayudará a prevenir la aparición temprana de arrugas.

También te puede interesar: 


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...