• Regístrate
Estás leyendo: Aprende a hacer yoga en casa sin fracasar en el intento
Comparte esta noticia

Aprende a hacer yoga en casa sin fracasar en el intento

Disfruta de los beneficios sin salir de casa

Aprende a hacer yoga tomando en cuenta tus necesidades y siempre pensando en lo que deseas lograr.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Aprende a hacer yoga tomando en cuenta tus necesidades y siempre pensando en lo que deseas lograr al hacerlo con estos sencillos consejos que te ayudarán a empezar a practicarlo desde la comodidad de tu casa.

Hacer yoga se ha convertido en una de las prácticas más recomendadas para mantener la salud de nuestro cuerpo y nuestra mente de la mejor forma y aunque el gran cambio que nos trajo la pandemia muchas personas comenzaron a implementarse fácilmente en sus vidas sin la necesidad de salir de sus casas, algunas otras personas aún se preguntan cómo empezar a hacerlo.

Las personas que se dedican a crear contenido en internet sobre este deporte ha incrementado en los últimos años, pero cuando un principiante está interesado no siempre sabe como o por donde empezar.

Por ello, necesitas empezar a considerar algunos detalles que podrían parecer poco importantes, pero que tarde o temprano, con la práctica y el desarrollo del ejercicio, notarás que necesitas para mejorar tus técnicas.

¿Qué se necesita para hacer yoga en casa?

La prioridad cuando se habla de hacer ejercicio sin ayuda necesariamente de un profesional, es el bienestar de nuestro cuerpo y mente, por lo que se deben considerar algunos detalles para hacer la experiencia más sencilla y relajada. Lo siguiente ayudará a que lo consigas con facilidad:

  • Esterilla de yoga

    Es importante comenzar definitivamente con una, pues algunos otros tapetes normales podrían hacer que con el piso y los movimientos te puedas lastimar al resbalar. Además, es importante elegir la adecuada para que puedas hacer todo tipo de movimientos sin ser demasiado cortas.

    Elige una de acuerdo a tus necesidades, que dependen del nivel al que desees llegar, el presupuesto o incluso el espacio en el que desarrollarás la actividad.

  • Consigue accesorios extra

    A pesar de que en realidad no son muy necesarios, pueden ayudarte a obtener mejores resultados. Tener algunos complementos como un cojín para conseguir una posición más cómoda a la hora de meditar o incluso un cinturón, pueden ayudarte a realizar mejor los ejercicios.

  • Usa el outfit correcto

    Aunque en ocasiones el outfit hace el 50% de tu actitud para levantarte a hacer lo que tienes planeado, el mentalizarte no lo es todo. La ropa debe proporcionarte comodidad y debes tener en cuenta que no debe ser molesta para realizar ciertas posturas. Elige la ropa adecuada de acuerdo a tus necesidades y preferencias.

  • Adapta tu entorno

    Lo que te rodea puede influir mucho en tu experiencia al hacer yoga, pues un solo detalle molesto puede arruinar por completo tu percepción de lo que piensas en ese momento. Recuerda que es una práctica que no solo requiere la atención de tu cuerpo; sino que también lo haces con tus pensamientos.

  • Cuida tu alimentación

    La manera en la que ingieres ciertos alimentos quizá también deba cambiar al practicar yoga, pues debes considerar no consumir algo pesado poco tiempo antes de empezar a hacerlo. 

    Mantenerte con el estómago ligero te proporcionará mayor facilidad de movimiento y evitarás algún problema serio con tu intestino y digestión.

  • Escucha a tu cuerpo

    A veces no poder realizar algunas actividades puede parecer intimidante, pero debes saber que esta práctica no se da naturalmente de un día para otro. Aprende a conocer los límites que tienes para evitar alguna lesión, sobre todo cuando no estás siendo capacitado o capacitada por un experto. Recuerda que debes disfrutarlo y avanzar poco a poco y no sufrir en el proceso.

Yoga con limitaciones

No todos los cuerpos son iguales, por lo que primero debes aprender a conocer tu cuerpo e identificar si hay limitaciones en ti para poder comenzar a realizar ciertos ejercicios correctamente. Estas son algunas limitaciones más comunes:

  • Flexibilidad

    Con el paso del tiempo y con mucha práctica, la flexibilidad irá mejorando, por lo que si al principio te resulta difícil conseguir algunas posturas, solo debes ser constante y paciente.

  • Salud de las articulaciones

    Si presentas un problema serio con tus articulaciones, probar con algo más sencillo o suave puede ayudarte a no evitar por completo el yoga; sin embargo, debes consultarlo con un profesional si tu caso es algo grave para evitar llegar a algo más serio.

  • Sobrepeso u obesidad

    Una de las múltiples ventajas, es que se puede elegir entre diversos estilos, por lo que hacer yoga no siempre es sinónimo de exclusividad para algunas personas. Este deporte ha demostrado ser uno de los mejores no solo por los beneficios que proporciona; sino también por quienes lo pueden realizar. Encuentra tu estilo de acuerdo a tus necesidades.

Beneficios de practicar yoga

  1. Reduce el estrés


  2. Ayuda a la digestión


  3. Proporciona relajación


  4. Proporciona concentración


  5. Mejora la calidad de sueño


  6. Ayuda a mejorar la autoestima


  7. Ayuda a mejorar la coordinación


  8. Mejora problemas de ansiedad y depresión


  9. Regula la presión arterial y la frecuencia cardíaca

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...