• Regístrate
Estás leyendo: Mascarilla de avena y miel: exfoliante para hidratar tu piel
Comparte esta noticia

Mascarilla de avena y miel: exfoliante para hidratar tu piel

¡Es ideal para pieles sensibles!

Es muy fácil de hacer y puede sustituir productos químicos

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Cuando se trata del cuidado de la piel los ingredientes naturales son la mejor opción, hay muchas maneras de sustituir los productos químicos con opciones mucho más amigables para el cutis, el caso de los exfoliantes no es la excepción ya que este tipo de productos suelen ser los más agresivos con la piel.

La avena es uno de esos ingredientes suaves y multifacéticos que son ideales para reemplazar productos en la ruina de belleza, su principal benefició es el efecto calmante que tiene, es ideal para usarse en pieles sensibles y ya que además brinda hidratación, también es beneficiosa para la resequedad.

El exfoliante de miel con avena es una de las formas más delicadas de eliminar las células muertas del rostro, esto gracias a que estas hojuelas absorben el agua y cambiando su consistencia, esto la hace suaves pero aun efectivas para arrastrar la suciedad acumulada, las pieles sensibles se beneficiaran mucho de esta característica de la avena.


La miel por otro lado, proporciona un efecto antiséptico el cual evitará que al limpiarse, los poros se infecten, esto es de mucha importancia debido a que la contaminación de la piel es el principal motivo por el cual se puede formar un brote de acné o infecciones graves.

Aun con todos los beneficios de estos ingredientes, este exfoliante solo debe usarse una vez a la semana para evitar lastimar la piel, esto es porque al exfoliar de forma física se abren los poros y se retiran muchos aceites naturales que estos producen, ocasionando que si se hace con frecuencia pueda resultar contraproducente y causar algún tipo de irritación o molestias en el cutis.

Prepara tu mascarilla exfoliante con avena y miel

La preparación es muy sencilla, únicamente se necesitan dos cucharadas de miel y tres cucharadas de avena lo ideal es que se usen las hijuelas pero pueden ser sustituidas por avena molida o en polvo, pero se recomienda hidratarla un poco antes de añadir la miel para que cambie de consistencia a una mas blanda.

Esta combinación de ingredientes se debe mezclar y aplicar sobre la piel dejándolo reposar 5 minutos, luego se debe masajear la mezcla con delicadeza en movimientos circulares por al menos 5 minutos más y enjuagarse con agua tibia, es recomendable que se use miel de origen orgánico para evitar que otro tipo de sustancias químicas o aditivos toquen la piel.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...