• Regístrate
Estás leyendo: Kim Kardashian lleva el “naked dress’ de Marilyn Monroe a la MET Gala 2022
Comparte esta noticia

Kim Kardashian lleva el “naked dress’ de Marilyn Monroe a la MET Gala 2022

¡La reina de la noche!

La famosa se robó la atención al llevar el famoso vestido que Marilyn Monroe usó en 1962

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

No es un secreto que a Kim Kardashian le gustan las excentricidades, por lo que su participación en la MET Gala 2022 era una de las más esperadas y no solo no defraudo, sino que superó las expectativas de todos al aparecer en la alfombra roja con un exclusivo vestido que solo se lo habíamos visto a alguien más: Marilyn Monroe en mayo de 1962 cuando le cantó una canción de cumpleaños al presidente John F. Kennedy.

Así como lo lees, Kim Kardashian estuvo decidida a robarse la atención y lejos de acudir con sus estilistas para buscar el look idea, la famosa se dispuso a conseguir el vestido que Marilyn Monroe usó en aquella serenata al presidente Kennedy en su cumpleaños 45.

El vestido fue hecho con un boceto de Bob Mackie para el diseñador de vestuario de Hollywood de origen francés Jean-Louis, se dice que Marilyn Monroe le pagó casi mil 500 dólares por la pieza, que se vendió por primera vez en una subasta en 1999 por más de un millón de dólares como parte de la venta de su patrimonio con Christie’s, posteriormente, el vestido fue subastado en 4.8 millones de dólares y luego fue adquirido por el Museo Ripley’s Believe It Or Not, por lo que ostenta el récord de ser el vestido más caro vestido en una subasta.

Hoy en día todo el mundo lleva vestidos transparentes, pero en aquella época no era así, de cierta manera, es el vestido desnudo original, por eso era tan impactante. Soy una gran aficionada a las subastas y tengo varias piezas de JFK, así que conozco al dueño de Julien's. Él me puso en contacto con Ripley's y así fue como empezó la conversación”, dijo Kardashian a la revista Vogue.

El vestido estuvo guardado en una cámara oscura, con temperatura y humedad controlada, solo lo había portado Marilyn Monroe, pero el Museo Ripley’s aceptó prestarle la pieza a Kim Kardashian bajo una serie de condiciones, de hecho primero tuvo que probarse una réplica y tras asegurarse de que le quedaba, el original viajó en un avión privado desde Orlando hasta la casa de Kim Kardashian en Calabasas.

Kim Kardashian tuvo problemas para entrar en el vestido: “No me quedó y quise llorar”, dijo, no se rindió y se sometió a una rigurosa rutina para poder lucir el vestido el día de la MET Gala:

Me ponía un traje de sauna dos veces al día, corría a gran velocidad, eliminaba por completo el azúcar y los carbohidratos, y sólo comía las verduras y las proteínas más limpias. Un mes después, estaba en las bóvedas de Ripley en Orlando para la prueba final. Esta vez, el vestido le quedaba como un guante: ‘Quería llorar de alegría cuando por fin me quedó", explicó.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...