• Regístrate
Estás leyendo: ¡La más incómoda! Kim Kardashian no podía moverse con el vestido de Marilyn Monroe
Comparte esta noticia

¡La más incómoda! Kim Kardashian no podía moverse con el vestido de Marilyn Monroe

¿Crees que valía la pena la incómodidad?

La famosa tuvo problemas para moverse por lo ajustado que le quedó el famoso vestido

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Kim Kardashian no tiene límites cuando se trata de moda, ella misma ha dicho que literalmente está dispuesta a cualquier cosa con tal de lucir los outfits más extravagantes, incluso en una entrevista con Ellen DeGeneres confesó que además de tomar clases de respiración para poder ponerse prendas extremadamente ajustadas, ha tenido que usar pañal por lo incómodo que resultan algunos outfits y ahora la famosa apareció en la MET Gala 2022 portando el vestido que perteneció a Marilyn Monroe, pero llamó la atención el hecho de que no podía ni moverse.

La integrante del clan Kardashian estuvo decidida a ser el centro de atención en la MET Gala 2022, por lo que lejos de buscar un vestido innovador, optó por llevar uno que ya habíamos visto antes; es decir, el mismo que Marilyn Monroe lució en mayo de 1962 cuando le cantó una canción de cumpleaños al presidente John F. Kennedy.

"La idea se me ocurrió después de la gala de septiembre del año pasado. Me dije a mí misma, ¿qué podía llevar para la temática americana que no fuera un look de Balenciaga? ¿Qué es lo más americano que se te ocurre? Y eso es Marilyn Monroe", dijo Kardashian en una entrevista para Vogue.

La socialité encontró la forma de que le prestaran el vestido, pero tuvo un problema, ya que su figura es muy diferente a la que tenía Marilyn Monroe, así que no entró en el vestido la primera vez que lo intentó, pero era “eso o nada”, así que la famosa comenzó una intensa rutina de ejercicio y dieta para perder peso.

"Me ponía un traje de sauna dos veces al día, corría en la cinta de correr, eliminaba por completo el azúcar y los carbohidratos, y solo comía las verduras y las proteínas más limpias. Así que un mes después, cuando estaba en los archivos de Ripley para la prueba final y el vestido se ajustaba perfectamente quería llorar de alegría", confesó.

Kim Kardashian tuvo que perder siete kilos en tres semanas para poder entrar en el vestido que perteneció a Marilyn Monroe; sin embargo, eso no impidió que la prenda le quedara sumamente ajustada y la famosa tuviera problemas para moverse, así se puede ver en algunos videos que surgieron de la MET Gala.

Uno de ellos es este en el que se ve que por el vestido, Kim Kardashian daba pasos cortos y subir escalones era una tarea sumamente difícil, por lo que lo hizo reclinándose en uno de sus costados e incluso le pidió ayuda a su novio, Pete Davidson para que la sostuviera mientras ella intentaba moverse por la alfombra roja.

En otro video se puede observar que Kim Kardashian no podía caminar, por lo que para avanzar solo daba pasitos cortos y para disimular las complicaciones saludaba a las cámaras.​

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...