• Regístrate
times-icon
Estás leyendo: "Todo se detuvo": Príncipe Harry relata como se enteró de la muerte de Diana
Comparte esta noticia

"Todo se detuvo": Príncipe Harry relata como se enteró de la muerte de Diana

Una de las noches más difíciles de su vida

El príncipe Harry en su nuevo libro biográfico relató como fue la "oscura noche" en la que le informaron sobre la muerte de su madre, la princesa Diana

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Una posible reconciliación entre el Príncipe Harry y su familia parece que cada vez está más lejos, pues tras la publicación de su libro autobiográfico del Duque de Sussex, tal parece que un acuerdo con el Príncipe de Gales y el ahora Rey Carlos está prácticamente descartado.

“Spare, en la sombra” es el libro que todos los ingleses están leyendo, pues es una mirada profunda y en primera persona de la vida de Harry Mountbatten-Windsor en la cual no solo relata los capítulos más polémicos y recientes de su vida, sino además algunos pasajes oscuros como la muerte de su mamá.

Justamente, dentro de su autobiografía, el esposo de Meghan Markle relata como fue aquel fatídico día en el que su padre, en ese entonces nombrado como el Duque de Cornualles, le comunicó que su madre, la princesa Diana, lamentablemente había fallecido en un trágico accidente.


Es en el capítulo “Desde la noche que me envuelve”, donde Harry relata estaba en Balmoral, uno de los lugares preferidos por él y su hermano para pasar sus vacaciones. Pues venían de regreso de un viaje en Saint-Tropez, donde un amigo cercano a su madre los había dejado utilizar las lanchas de agua.

Harry describe ese verano como uno de los más felices de su vida, hasta que en un momento de la noche, Carlos entró a su habitación para comunicarle que su mamá había tenido un accidente de auto y que, tras llevarla al hospital “no lo había conseguido".


De acuerdo con Harry, fue en ese momento cuando su infancia terminó, pues tuvo que convertirse en alguien fuerte que lidiaría solo ante la pérdida de su madre, Diana de Gales, alguien con quien él se identifica mucho.

“Yo me tapaba hasta la barbilla con las sábanas y las mantas, porque no me gustaba la oscuridad. No, miento: aborrecía la oscuridad. Mi madre también, me lo había confesado. Eso lo había heredado de ella, pensé, junto con la nariz, los ojos azules, su amor por la gente y su odio a las ínfulas, lo falso y todo cuanto oliera a pijerío”, se lee en la autobiografía del príncipe, quien relata fue en ese momento cuando entró su papá.

La habitación ya no estaba a oscuras. Tampoco había luz. Era una extraña penumbra, casi parduzca, casi como el agua de la vetusta bañera.


Me miró de un modo extraño, con una expresión que nunca le había visto antes. Con… ¿miedo?


¿Qué pasa, papá?


Se sentó en el borde de la cama y me puso una mano en la rodilla.


— Mi querido hijo, mamá ha tenido un accidente de autos.


Recuerdo que pensé: «Un accidente…, vale. Pero está bien, ¿no?». — Ha habido complicaciones. Mamá ha resultado gravemente herida y la han llevado al hospital, mi querido hijo.


Siempre me llamaba «querido hijo», pero lo estaba repitiendo mucho. Hablaba en voz baja. Daba la impresión de que estuviera en shock.



— Ah. ¿El hospital?


— Sí. Con lesiones en la cabeza.


¿Mencionó a los paparazzi? ¿Dijo que la habían estado persiguiendo? Creo que no. No podría jurarlo, pero lo más probable es que no. Los fotógrafos eran un problema tan grande para mi madre, para todo el mundo, que no hacía falta ni decirlo.


Pensé de nuevo: «Herida…, pero está bien. La han llevado al hospital, le curarán la cabeza e iremos a verla. Hoy. Esta noche como tarde».


Lo han intentado, mi querido hijo. Me temo que ya no se ha recuperado.


Estas frases las llevo clavadas como dardos. Lo dijo así, de eso estoy seguro. «Ya no se ha recuperado». Y luego todo pareció detenerse.


Eso no es correcto. Nada de «pareció». Todo se detuvo, de forma nítida, cierta e irrevocable.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...