• Regístrate
times-icon
Estás leyendo: ¡La discriminaron! Esto fue lo que sufrió Erika Buenfil por ser madre soltera
Comparte esta noticia

¡La discriminaron! Esto fue lo que sufrió Erika Buenfil por ser madre soltera

Solo por no casarse la llegaron a correr de lugares

Erika Buenfil vivió una gran travesía al tener que enfrentarse a las críticas por su maternidad.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Erika Buenfil ha hablado sobre lo complicado que fue tener que enfrentarse a las críticas sobre su maternidad, pues tuvo que criar a su hijo sola, en un momento en el que esto no era bien visto por la sociedad.

Parece que en la actualidad la crianza de un hijo desde la perspectiva de una madre soltera, es algo bastante común, pues el pensamiento de las generaciones nuevas ha ido evolucionando y ahora no se percibe como algo malo.

Sin embargo, anteriormente, muchos creían que esto era lo peor que una mujer podría hacer, debido a las creencias machistas que la misma sociedad imponía, y sobre lo que se suponía que se debía hacer.

Por ello, es ahora cuando muchas personas señalan que la actriz estaba “adelantada a su época”, pues a una temprana edad, demostró que no necesitaba de nadie más para darle lo mejor a su hijo, fuera del matrimonio.

Luego de más de dos décadas del nacimiento de su único hijo, Buenfil habló sobre el tema y se sinceró sobre lo que vivió al enfrentarse a las críticas sobre las decisiones que tomó cuando era más joven.

Y es que en un programa llamado ‘¡Siéntese quien pueda!’, que la estrella de diferentes telenovelas fue cuestionada sobre la relación que Nicolás, su hijo, tenía en ese momento con su padre, Ernesto Zedillo Jr.

“Fue un romance que realmente empezaba de alguna manera, pero hasta ahí”, expresó sobre lo que pasó con él y sobre la forma en la que rechazó hacerse cargo de su propio hijo.

Además, la cuestionaron sobre lo que ella sintió al convertirse en madre soltera y sobre si ella sentía que era una gran carga tener que hacerse cargo de un bebé en ese momento, por sí misma.

“Pues sí, porque había muchos ojos encima de mí, miradas, y había ideas, y había chismes… la gente se preguntaba y se contestaba… seguramente fui el chisme de muchas mesas y de muchas sobremesas: ‘Ya saben que Erika Buenfil está embarazada’”, contó sobre lo que se decía de ella.

Además agregó que muchas veces se le señaló, y llegaba a sentir que la veían como si realmente hubiera hecho algo tan malo, como para merecer ser discriminada, incluso en lugares públicos.

“Como si fuera pecado, pagué mi pecado, llegué a restaurantes de los que me sacaron o me ponían en una mesa donde no me vieran, porque ¡qué vergüenza!”, recordó sobre lo que vivió por algo tan normal.
Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...