• Regístrate
times-icon
Estás leyendo: ¡Pesaba 41 kilos! Así fue la relación más tóxica de Galilea Montijo de la que no podía escapar
Comparte esta noticia

¡Pesaba 41 kilos! Así fue la relación más tóxica de Galilea Montijo de la que no podía escapar

VIDEO | Incluso su amiga llegó a pensar que usaba sustancias ilegales

Galilea Montijo recordó lo complicado que fue vivir una de sus peores relaciones.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Galilea Montijo recuerda que tuvo una relación muy tóxica en la que se llegó a sentir fea, además de que no sentía que era suficiente, hasta el punto en el que llegó a pesar 41 kilos.

La conductora fue cuestionada en ‘Netas Divinas’ sobre si recordaba alguna relación en la que en algún punto se dio cuenta de que estaba mal permanecer, pero no salía de la misma por miedo y sobre cómo logró superarlo.

Reconoció que en todas sus relaciones ha ocurrido esto, pero en cada una de ellas lo ha superado con éxito, aunque sí hubo una en especial que fue bastante tóxica para ella.

Reveló que le costó mucho trabajo salir de esta, a pesar de que el hombre con el que salía llegaba con las camisas llenas de labial rojo, siendo evidente que le era infiel.

“Fue la relación donde más me costó salir y donde más fea me sentí en la vida, físicamente. Llegó un punto en el que me sentía… escuchen esto. Yo ahorita peso 69 kilos. Digo, tengo mis caderas. En esa relación yo pesaba 41 kilos”, expresó sorprendida sobre la manera en la que ve hacia al pasado ahora.

Fue hasta que una de sus amigas le preguntó si se estaba drogando, que recapacitó sobre su aspecto físico, pues recuerda que se veía muy mal por lo poco que pesaba.

“Nunca me he metido drogas, la verdad, gracias a Dios, nunca me ha dado por eso. Pero era la angustia, la inseguridad, me pisaron… de verdad, me destrozó el autoestima por completo y me sentía espantosa y yo no sabía como salirme de esa relación”, explicó con dolor.

Y es que reveló que no solo era miedo lo que sentía de terminar con la relación, sino que además recuerda que estaba muy enamorada, hasta el punto en el que permitió cosas que no eran normales.

Recordó que en una ocasión, el hombre se quedó con sus amigos en la sala, mientras que ella se subía a su habitación a dormir, debido a que al otro día iría a trabajar.

Al despertar se dio cuenta de que se habían ido al antro, pero dejaron la puerta de su casa abierta, sin importarle su seguridad y sin avisarle que no estaría ahí; pero a pesar de ello, no quería terminar con él.

En la actualidad agradece por tener el valor de haber salido de esa relación y piensa que no volvería a tolerar nada parecido, pues parece que sus relaciones pasadas ya le han enseñado mucho.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...