• Regístrate
times-icon
Estás leyendo: Todo lo que tienes que saber de las tarjetas departamentales: pros y contras de tramitarlas
Comparte esta noticia

Todo lo que tienes que saber de las tarjetas departamentales: pros y contras de tramitarlas

¡Esto es todo lo que tienes que saber!

Las tarjetas departamentales son uno de los créditos más utilizados en México. Resolvemos todas tus dudas sobre ellas

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

De acuerdo con la Encuesta de Inclusión Financiera, las tarjetas departamentales actualmente son uno de los créditos formales más utilizados en México, pues el estudio realizado indica que 7 de cada 10 personas en el país la utilizan. Pese a este dato aún existen diferentes dudas sobre las tarjetas departamentales, por lo cual te explicaremos que son y cómo funcionan.

¿Qué son las tarjetas departamentales?

Las tarjetas departamentales son otorgadas por algunas tiendas comerciales con las cuales puedes realizar compras con la misma en cada una de las sucursales. Estas también ofrecen cierto tipo de descuentos o promociones exclusivas, según se indica en la página oficial de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).


El Banco de México ratifica el dato de que las tarjetas departamentales y las bancarias constituyen uno de los principales canales de crédito al consumo y uno de los medios más populares de pago. La diferencia entre estas dos es que la departamental solo puede utilizarse en las sucursales del comercio que la emite.

¿Cómo funcionan las tarjetas departamentales?

La facilidad con la cual los usuarios pueden adquirir este tipo de tarjetas es lo que ha hecho que se popularicen pues normalmente no piden historial crediticio para poder solicitarla y el ingreso mensual que solicitan es menor al solicitado por los bancos.

Los usuarios de las tarjetas, llamados comúnmente tarjetahabientes, con esta línea de crédito pueden pagar bienes y servicios adquiridos dentro de las tiendas en las que lo solicitan, siempre sin sobre pasar la línea de crédito autorizada por la institución o comercio con quien la solicitan.

“Al final de un plazo de facturación, regularmente de un mes, los tarjetahabientes deben pagar al menos, el pago mínimo exigido para poder seguir usando su línea de crédito; si el pago de la deuda es parcial y mayor al pago mínimo, se deben pagar intereses sobre la deuda acumulada (clientes no totaleros); si se cubre la totalidad de la deuda, los tarjetahabientes no pagan intereses por el crédito recibido (clientes totaleros)”, se lee en el artículo publicado por Profeco.

Pros y contras de las tarjetas departamentales

Como en todo caso, estas tarjetas departamentales cuentan con diferentes pros y contras, aquí te decimos cuáles son.

Pros de las tarjetas departamentales

  • Uno de los principales pros de este tipo de tarjetas es como bien dijimos la facilidad con la cual se pueden adquirir.
  • Los descuentos y promociones exclusivas que ofrecen este tipo de tarjetas son otro de los grandes beneficios que ofrecen este tipo de créditos.
  • No obran comisiones por anualidad, apertura o reposiciones.

Contras de las tarjetas departamentales

  • El mayor contra que tienen este tipo de tarjetas es que solo las podrás utilizar en las sucursales de las diferentes tiendas departamentales en la que la solicites.
  • La gran mayoría de este tipo de tarjetas no cuentan con un seguro que cubra la deuda en caso de que fallezcas.
  • Las tasas de interés o el Costo Anual Total (CAT) suelen ser más elevadas que la de los bancos, pues los requisitos que piden son mínimos y el riesgo de pago es más alto.
  • Las autoridades financieras no tienen injerencia para regular las tasas de interés de estas entidades, pues ya que se operan bajo una regulación comercial y no financiera son reguladas por la Profeco.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...