• Regístrate
Estás leyendo: Separan a cinco loros por insultar a los visitantes de un zoológico
Comparte esta noticia

Separan a cinco loros por insultar a los visitantes de un zoológico

El director explicó que uno de los loros le enseñó a los demás a insultar y ahora lo hacen todo el tiempo

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Los loros tienen gran capacidad cerebral, por lo que son unas de las aves más inteligentes y además tienen el potencial de repetir de forma mecánica los sonidos de su entorno, incluida la voz humana, cosa que resulta atractivo para algunos amantes de los animales, pero este no fue el caso de los visitantes de un zoológico en Reino Unido que eran insultados constantemente por estos animales.

De acuerdo con el diario Lincolnshire Live, todo comenzó cuando el zoológico aceptó hacerse cargo loros grises africanos (Psittacus erithacus) que fueron llevados por diferentes familias que ya no querían tenerlos en sus casas. Tras pasar algunos protocolos de sanidad, los animales fueron colocados en las jaulas junto a los loros que ya habitaban el zoológico.

Los loros estuvieron conviviendo y debido al cierre del lugar por la pandemia de covid-19 no habían visto a turistas, pero cuando las medidas de prevención se relajaron y comenzaron a llegar visitantes todo se descontroló, pues varias de las aves ya habían aprendido a insultar.

Convirtieron esto en una taberna de borrachos malhablados. Seguramente uno de los loros empezó y el resto lo imitó ”, dijo entre risas Steve Nichols, el director ejecutivo del Lincolnshire Wildlife Park a CNN Travel.

De acuerdo con el directivo, los loros recién llegados tenían malas costumbres y se las enseñaron a los otros, por lo que cinco de ellos fueron separados de las jaulas, pues ahí viven cerca de mil 500 aves: “Las aves responden a reacciones y como generalmente hay carcajadas cuando les dicen a los visitantes que ‘se jodan’, los animales continúan este comportamiento", dijo.


Debido a que al zoológico acuden niños y personas con menos sentido del humor, la administración decidió retirar momentáneamente a Billy, Tyson, Elsie, Jade y Eric de la vida pública, al menos hasta que cambien sus costumbres.

No podemos dejar que sigan en esa actitud, así que los pusimos en detención (…) pronto teníamos una habitación llena de loros insultando”, explicó el ejecutivo y reveló que también los cuidadores y él han sido víctimas del comportamiento de los loros: "Me llaman gordo cada vez que paso", expresó. ​

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...