• Regístrate
Estás leyendo: Orca que permaneció 17 días con su cría muerta vuelve a ser madre
Comparte esta noticia

Orca que permaneció 17 días con su cría muerta vuelve a ser madre

La orca fue vista nadando con su nueva cría en la frontera de Estados Unidos y Canadá

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

En 2018 el mundo se conmovió con la historia de una orca que nadó durante 17 días con su cría muerta, pues como aparente acto de duelo se encargaba de mover el cuerpo del animal para evitar que se hundiera en el mar y ahora, casi dos años después de lo sucedido, la organización Center Whale Research informó que ese mismo cetáceo dio a luz la semana pasada y ya ha sido vista en compañía de su nueva cría.

​​En un comunicado, la organización reveló que la orca Tahlequah, conocida por los investigadores como J35, recibió a su nueva cría la semana pasada y estos días fue vista nadando en manada al este del Estrecho de Juan de Fuca, entre el estado de Washington y la isla de Vancouver.

El 5 de septiembre, dimos seguimiento a un informe de uno de los observadores de ballenas de la PWWA de que se había visto una cría muy pequeña. Nuestros investigadores, Dave Ellifrit y Katie Jones, acompañados por la veterinaria invitada, la Dra. Sarah Bahan, identificaron rápidamente a la madre como J35, Tahlequah. 
"Fue noticia mundial en el verano de 2018 cuando cargó a su cría muerta sobre su cabeza durante 17 días mientras la manada viajaba alrededor del Mar de Salish en lo que llamamos un ‘Tour del dolor’”, comienza el comunicado.


Los investigadores destacaron que esta nueva cría se ve saludable, nada con gran energía junto a su madre y por el aspecto de su aleta dorsal se cree que nació los primeros días de septiembre, pues estaba totalmente erguida y esto ocurre aproximadamente dos días después del nacimiento, tiempo que se tarda en recuperar su forma, luego de haber estado plegada en el útero.

¡Ella todavía fue capaz de dar a luz a una cría viva después de una gestación de aproximadamente dieciocho meses! ¡Hurra! (…) su cría parece sana y precoz, nada vigorosamente junto a su madre en su segundo día de nadar libremente”, indica el texto.

Finalmente, los investigadores explicaron que cuando la orca y su cría cruzaban la frontera hacia Canadá se percataron de que Tahlequah se comenzó a separar de las demás orcas y se comportó muy “evasiva”, por lo que prefirieron alejarse y dejar que continuara con su camino.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...