• Regístrate
Estás leyendo: Trucos para devolverle el brillo a tus cubiertos
Comparte esta noticia

Trucos para devolverle el brillo a tus cubiertos

Logra que tus cubiertos vuelvan a verse relucientes con estos sencillos trucos.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Los cubiertos son unos de los utensilios que no pueden faltar en la casa, por lo que existen en diferentes tamaños y diseños; sin embargo, debido a su uso requieren de lavado constante, lo que podría provocar que con el paso del tiempo pierdan su apariencia original. A continuación te compartimos algunos trucos que te ayudarán a devolverle el brillo a tus cubiertos y lo mejor es que lo conseguirás de una forma fácil y rápida.

Lo primero que debemos de mencionar son las causas por las que los cubiertos pueden perder su brillo y entre las principales razones se encuentran el uso de detergentes y jabones agresivos, por lo que debes de tener cuidado con el tipo de limpiador que utilizas, sometimiento a altas temperaturas, uno de los errores recurrentes al momento de eliminar grasas adheridas y el guardarlos en un lugar con humedad, ésta puede hacer que aparezcan manchas indeseables.


Si por alguno de estos motivos, o por la presencia de cal en el agua con la que se lavan, tus cubiertos ya no se ven brillantes como solían ser puedes probar con estos trucos:

Aceite oliva

1.- Coloca un poco de aceite de oliva en una servilleta de papel y frota con energía sobre el cubierto.

2.- Vuelve a limpiarlo con otra servilleta y repite el procedimiento si es necesario. Posteriormente lava los cubiertos con cuidado y seca inmediatamente.

Bicarbonato de sodio

1.- Vierte un poco de bicarbonato de sodio sobre el cubierto y frota con ayuda de una servilleta de papel.

2.- Repite el procedimiento varias veces y al final enjuaga con agua. Al igual que en el caso anterior asegúrate de secar inmediatamente y notarás que el brillo regreso.

Vinagre de sidra de manzana

Este truco es igual de eficaz para devolverle el brillo a los cubiertos de acero inoxidable y a la cristalería, esto es lo que debes de hacer:

1.- En una tina o recipiente grande colocar un litro de agua y un vaso de vinagre de manzana.

2.- Dejar los cubiertos o cristalería sumergida durante un par de horas y posteriormente secar con cuidado, lo mejor será utilizar un trapo de algodón para evitar rayones.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...