• Regístrate
Estás leyendo: Cómo fortalecer el piso pélvico
Comparte esta noticia

Cómo fortalecer el piso pélvico

La debilidad en el piso pélvico es un problema muy frecuente

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El piso pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos que se encuentran en la parte inferior de la cavidad abdominal, su función es sostener los órganos del abdomen y la pelvis, por lo que debe de tener una tensión adecuada y cuando este se debilita, las estructuras que sostiene descienden y por lo tanto se altera su función provocando varios problemas que ponen en juego la calidad de vida. Aquí te decimos todo lo que necesitas saber para fortalecer el piso pélvico.

El debilitamiento del piso pélvico puede ocurrir por varios factores como el uso de ropa muy ajustada, las malas posturas, sobrepeso, cirugías, menopausia, embarazo, parto y posparto, entre otras causas y contrario al o que se piensa, es algo muy frecuente.

Cuando existe ese debilitamiento se puede tener varios problemas como incontinencia urinaria, prolapsos, dolores e incluso disfunciones sexuales, por lo que cualquiera de estos síntomas es motivo para consultar a un experto. Por otra parte, podemos realizar los ejercicios de Kegel que sirven para activar la musculatura del suelo pélvico.

Este tipo de gimnasia abdominal hipopresiva sirve para mejorar el tono de la musculatura del abdomen y del suelo pélvico, por lo que se recomienda realizar con frecuencia y en una correcta postura, pues esta juega un papel importante. Cabe mencionar que este tipo de ejercicio se debe hacer mientras respiramos; es decir, que no se debe de contener el aire durante los segundos que tardamos en realizarlos.

Para realizar este tipo de ejercicios es necesario contraer los músculos como si tuviéramos la intención de contener la orina. Se puede realizar hasta tres veces al día, un aproximado de 10 contracciones de cinco segundos y descansando de cinco a 10 segundos entre cada una de las contracciones.

Es realmente necesario aprender a ubicar y reconocer la musculatura del piso pélvico, tras cada contracción relajar lentamente, descansar entre cada serie y no exceder en el número de repeticiones al día para no fatigar la musculatura.

Una de las recomendaciones que frecuentemente se hace para aprender a ubicar la musculatura que requiere de trabajo es prestar atención la próxima vez que tenga que orinar, una vez que empiece pare y sienta los músculos involucrados en esto como aquellos que están en la vagina y vejiga, pero es importante que esto solo se haga una vez para identificar los músculos que deben de fortalecerse, no se deben de realizar los ejercicios en el momento de orinar.

Para realizar los ejercicios de Kegel es importante tener en cuenta algunas consideraciones, por ejemplo, es indispensable que se realicen cuando la vejiga está vacía y debes de cerciorarte de que ejerces la fuerza en el lugar correcto, no en el estómago, muslos, glúteos o músculos del pecho.

Este tipo de ejercicios se puede realizar en cada etapa de la vida, pues si bien, es más frecuente que mujeres sufran debilidad del piso pélvico después del embarazo, esto puede ocurrir por otras razones como los grandes esfuerzos físicos o presencia de enfermedades neurológicas, degenerativas o lesiones, entre otros factores.​

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...